LOS «OJOS» DE LA TIERRA

La Tierra nos ha proporcionado sus propios Ojos; minerales maravillosos que nos ayudan a enfocar nuestros objetivos y nos aportan la fuerza para materializarlos. Aquí os presento estas Bendiciones de la Naturaleza:

 

OJO DE HALCÓN

Se trata de un ojo de tigre con tonalidad azul. Nos da la visión para el objetivo. Se le considera amplificador del poder de la visión y de la conexión con el Gran Misterio. Es el mensajero entre lo material y espiritual; fortalece la claridad mental, la capacidad de atención y aporta discernimiento, permitiendo desempeñar mejor las funciones terrenales.

OJO DE TIGRE

Ayuda a encontrarnos con nuestro poder a través de la consciencia que nos lleva a reconocer y asumir nuestros valores, y ver todo lo que en realidad merecemos. Quita las piedras del camino, disuelve las dificultades para obtener lo que deseemos. Nos hace conscientes de nuestros derechos en la vida material, y de nuestro sitio en la Tierra reforzando la fe en nosotros mismos. Es el Gran Conseguidor.

OJO DE BUEY

Da la fuerza de la Tierra para realizar el proyecto. Proporciona aumento de la fuerza física y crea una coraza a las influencias externas. Nos ayuda a perseverar cuando nuestra fuerza de voluntad flaquea. Ideal para cuando estamos intentando cambiar algo en nuestra vida y no nos sentimos capaces para conseguirlo.

OJO DE HIERRO

Es una curiosa formación en la que se combina ojo de tigre, hematite, jaspe rojo y hierro. Es una piedra para los Guerreros, para el empuje de la voluntad al plantarnos con fuerza en el cuerpo físico. Lleva toda la fuerza de lo material y el despertar del Yo; es la consciencia sobre la Tierra, el saberse aquí y desear actuar sobre ello.

Basado en el texto del curso sobre «La belleza y la energía de los minerales» de José Antonio Rubalcaba y Carlos Obelleiro

Gloria Maroto

Volver arriba