LA BELLEZA DE LO SENCILLO

Rodéate de «básicos» y rehúye lo chillón que quiere seducir a primera vista. Opta por materiales nobles y de belleza natural como la cerámica de blancura perfecta y serena, las maderas o tejidos naturales. Apuesta por lo simple; demasiados objetos «matan» el objeto. La abundancia de estímulos se vuelve contra la persona cuya imaginación ya no encuentra aliciente en lo sencillo. Descansa en el reposo que ofrece también la paz visual y táctil.

El que adquiere algo, siempre compra una parte de sí mismo…y más vale tener deseos maravillosos que realidades mediocres. Quien ha probado la calidad no se contenta nunca más con la mediocridad. Un objeto de calidad siempre embellece con gracia y elegancia.

Elige, respetando la naturaleza, los materiales que ésta te ofrece frente a los sintéticos que se afean al envejecer. Recuerda que la calidad de lo que adquirimos no se expresa en cifras porque es la respuesta a las necesidades de un ser vivo y su entorno.

Inspirado en el libro El arte de simplificar la vida, de Dominique Loreau

 

gloriamaroto

Un comentario en «LA BELLEZA DE LO SENCILLO»

  1. «EL ESTILO
    es una forma sencilla de decir cosas complicadas»
    La sencillez lleva la belleza en sí misma, no necesita más ornamentos. 🧚‍♀️

Los comentarios están cerrados.

Volver arriba