EL ASTRÁGALO Y LOS TELÓMEROS. Fuente de Juventud

Ya no es necesario apostar por la supervivencia cuando podemos apostar por la vida.

Una vez más, en la intensa búsqueda del ser humano por encontrar la clave de la longevidad, la sabia Naturaleza de la que formamos parte nos lo ofrece todo. Los llamados hoy en día “superalimentos” no son más que los Milagros milenarios que la Naturaleza ha puesto siempre a nuestro alcance, lejos de los intereses de las grandes multinacionales de la alimentación y las empresas farmacológicas. Bien vale la pena, como mínimo, conocerlos. Hoy conoceremos el astrágalo y uno de sus componentes, los telómeros.

Hoy: Astrágalo

María Blasco es una bióloga española que desde el año 2011 dirige el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. Según sus más recientes investigaciones, el origen del envejecimiento humano y de enfermedades aún mortales para el hombre se encuentra en los telómeros. ¿Qué son?

Una palabra extraña para muchos; sin embargo, su longitud es una manera totalmente fiable de medir no sólo nuestras expectativas de vida sino también nuestro estado global de salud.

Los telómeros son los extremos de los cromosomas y éstos, estructuras en el interior de la célula, que contienen la información genética, transmitida generación a generación, de las cadenas de ADN. Los telómeros se acortan con el tiempo, y más rápido si añadimos una alimentación inadecuada, se fuma, bebe alcohol, se sufre de obesidad y falta de ejercicio, pero la causa principal es el estrés crónico.

El aspecto externo de los telómeros viene a ser el de los extremos de unos cordones de zapatos. La sustancia que los conserva intactos es la telomerasa, y cuando ésta deja de activarse, los telómeros se deshilachan perdiéndose toda la memoria celular que llevan dentro para regenerarnos cada día.

Las células cancerosas, enemigas de la vida, activan continuamente su telomerasa. ¿Por qué? Porque su único objetivo es simplemente sobrevivir, ajenas al estrés, emociones y pensamientos. Por el contrario, nuestras células sanas, por su propia naturaleza, se ven expuestas a su degeneración.

Según palabras de Adolfo Pérez, reconocido naturópata dedicado desde hace 40 años a la Medicina Natural, podríamos ser casi eternos o prolongar la vida a los 120 años, si lográramos regenerar nuestros telómeros o revertir su envejecimiento. Y se puede…

Cada vez más estudios indican que la ingesta de algunos complementos nutricionales estimula la síntesis de la telomerasa, retrasando el acortamiento de los telómeros, alargándolos y rejuveneciéndolos.

EL ASTRÁGALO es una planta estrella de la medicina tradicional china, utilizada desde hace siglos para fortalecer el sistema inmunológico. Hoy está demostrada su eficacia en la activación de la telomerasa y por tanto en la lucha con éxito, incluso, contra las células cancerosas.

Gloria Maroto

gloriamaroto

Volver arriba