¿CÓMO CONECTAR CON LA ENERGÍA DE LOS CRISTALES?

Mira esta imagen y dime si no es algo…divino: a mí me deja sin palabras esta Belleza.

Desde que en el año 2004, crucial para mi vida, una amable vecina me regaló mi primer cristal, una amatista pulida, no he dejado de convivir con los cristales. Ahora sé que ese encuentro estaba más que escrito. Hoy son decenas los que pueblan mi casa y con los que me relaciono, con el mismo amor que dedico a mis plantas, a mis gatos, a mis seres queridos…Para mí es tan normal hablar de cristales como para otros hablar de fútbol o política.

Cuando me preguntan: pero, Gloria, ¿por qué te gustan tanto?, me cuesta hasta expresarme…

Cuando mis ojos contemplan una imagen como la que te muestro, como esos bellísimos cristales de yeso emergiendo de una roca madre, mi alma y mi cuerpo emergen también con ellos. Entonces cobra sentido aquello de que TODOS SOMOS UNO.

Estaría horas, días, semanas enteras hablando de ellos sin descanso porque no es mi mente racional quien se expresa…

Hoy vengo a contestar una pregunta que me han hecho cientos de veces: ¿CÓMO CONECTAR CON LA ENERGÍA DE LOS CRISTALES?

Mi respuesta es simple: ya lo estás, porque el sílice (que ordenado espacialmente en una red tridimensional forma el cuarzo y todas sus variedades) habita en tu cuerpo, se encuentra presente en las células de tus cartílagos y huesos, en el colágeno de tu piel…El silicio es el tercer oligoelemento más abundante en el cuerpo humano.

Preguntar por qué, nos llevaría también a una respuesta obvia: porque es una forma natural de conectar con lo que eres, con lo que compartes con el polvo de las estrellas.

Hoy vamos a preguntar ¿PARA QUÉ? Entonces y sólo entonces abrimos la Caja de Pandora y se revelan los grandes secretos del Universo, si aprendemos a entrar en conexión con la energía de los Cristales. Hoy, simplemente te diré, que encierran en su interior toda la información sagrada del Cosmos, y que son Canal de la Fuente, Dios o como desees llamarlo, para ti que ahora me lees.

Vuelve de nuevo a ver la imagen, hazlo por favor varios segundos en silencio, y dime…¿en qué cristal habitas tú?

Hoy también te ofrezco un vídeo que cambió mi vida.

Si tienes uno de estos bellos cristales en casa, sácalo, lávalo y tenlo contigo; es posible que a partir de hoy empieces a contemplarlos de otra manera. Te aseguro que cuando comiences a amarlos …no hay marcha atrás.

 

 

gloriamaroto

Volver arriba